viernes, 10 de septiembre de 2010

Toxoplasmosis, enfermedad transmitida por los gatos)

La toxoplasmosis se encuentra en los seres humanos a nivel mundial y en muchas especies de animales; pero el gato y todos los felinos (incluyendo leones, pumas y tigres) son los únicos animales en los que el parásito llamado toxoplasma gondii puede completar su ciclo de vida y ser eliminado en su materia fecal. Los quistes en las heces de los felinos infectados se vuelven activos después de 24 horas de permanecer a temperatura ambiente y es por la ingesta de éstos que el hombre adquiere al parásito, otra forma puede ser la transfusión de sangre o la ingesta de tierra o alimentos contaminados. La mayoría de las infecciones primarias no produce síntomas. No obstante, cuando se complica, puede afectar al cerebro, pulmones, corazón, ojos o el hígado, generando inflamación en la cabeza y cuello, dolor muscular, dolor de garganta, confusión, fiebre, visión borrosa y convulsiones. Las personas asintomáticas no necesitan tratamiento, pero cuando se manifiestan, se opta por antipalúdicos y antibióticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario