viernes, 10 de septiembre de 2010

Fiebre amarilla, enfermedad transmitida por los monos

Se atribuye esta enfermedad a los monos cuando existe un Ciclo Ecológico Selvático o Rural, debido a que en ambos casos estos primates son los portadores de los zancudos de la familia aedes, que infectan al hombre por medio de sus picaduras. Los casos de fiebre amarilla se manifiestan en las zonas tropicales de Bolivia y tiene presencia en otros países de Sudamérica y África. La incubación de la picadura del mosquito dura de 3 a 6 días y los síntomas se dan por medio de cefaleas, dolores musculares, fiebre y escalofríos intensos, náuseas y vómitos; más adelante aparece la "etapa roja", en la que la cara y el cuello toman un acentuado tono rojizo y hay fiebre alta con bradicardia. El avance de la enfermedad se caracteriza por un debilitamiento del pulso, lesiones hepáticas severas que definen la "etapa amarilla" y lesiones renales que llegan hasta la insuficiencia. La muerte sobreviene en unos 7 días. Existe una vacuna efectiva contra la fiebre amarilla, con lo que la persona puede prevenirla al recibir una dosis antes de ir a un clima tropical. El Gobierno de Bolivia también lanza, periódicamente, una campaña para distribuir estas vacunas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada